El autobronceador perfecto para una piel natural y sin manchas

martes, 20 agosto 2019

El autobronceador perfecto para una piel natural y sin manchas

Tu guía autobronceadora

El verano se acaba y con él desaparece el bonito color que hemos conseguido, pero con un buen autobronceador, puedes mantenerlo significativamente.

Los productos autobronceadores, que no protegen contra la radiación UV, son la variante más delicada para dar a la piel un cutis bronceado durante varios días. La aplicación es simple, pero el efecto es prodigioso. Por lo tanto, no te sorprendas si incluso en los meses de otoño e invierno escuchas: "Wow, ¿estabas de vacaciones? ¡Está tan moren@!". Sin embargo, para que el resultado esté completamente libre de rastros y manchas, debes prestar atención a algunas cosas. Con nuestra guía, te resultará mucho más sencilla la aplicación.

¿Cómo funciona un autobronceador?

La mayoría de los productos autobronceadores usan el ingrediente activo DHA (dihidroxiacetona), un carbohidrato vegetal incoloro o eritrulosa (derivado del azúcar orgánico) o una mezcla de ambos.

Estas son moléculas de azúcar inofensivas, que reaccionan con la queratina de las células de la piel y liberan un bronceado en la capa superior de la piel, el estrato córneo, después de 2-6 horas. Dado que la composición de las sustancias en la piel varía de persona a persona, la intensidad del bronceado también puede ser diferente.

¿Qué autobronceador usar?

Hay aerosoles, paños, lociones, geles, cremas o espumas. El efecto es el mismo, es la textura que más te gusta y si tu piel está seca o grasa. Para pieles grasas, se recomienda spray, gel o espuma. La crema y loción autobronceadoras son perfectas para usar sobre la piel deshidratada. En cualquier caso, es crucial usar un producto autobronceador específico para el rostro, ya que la piel es más fina que el resto del cuerpo. Gradual Glow Pads del Dr. Ing. Dennis Gross son almohadillas exfoliantes con un efecto bronceador especialmente para el rostro, que le darán un brillo maravilloso.

Hay tres tipos de autobronceadores: bronceado claro, bronceado medio y fuerte. Si tu autobronceador es demasiado oscuro para tu piel, simplemente mézclalo con una pequeña cantidad de loción corporal. Esto asegura que la intensidad del bronceado disminuya.

¿Cómo evitar una coloración naranja?

Un bronceado naranja no necesariamente indica un producto defectuoso. Más bien, es una indicación de un manto ácido de tu piel. En este caso, sería necesario revisar los productos para el cuidado, ya que podrían ser demasiado agresivos para tu piel.

¿Qué se debe tener en consideración para preparar tu piel?

Para que el resultado sea uniforme y sin manchas, es importante liberar la piel de las células muertas y el vello. Cuanto más lisa sea la superficie de la piel, mejor será el bronceado. Por lo tanto, antes de usar el autobronceador, recomendamos un exfoliante y una depilación corporal. Bronz'Express Gel Douche Gommant suaviza las partes ásperas del cuerpo gracias al ácido de la fruta y los gránulos que contiene.

Consejo: la piel hidratada absorbe el autobronceador, por lo que es aconsejable mimar la piel con una fina capa de loción corporal después de la exfoliación.

¿Cómo aplicar el autobronceador?

Es correcto usar un guante especial para proceder con la aplicación del autobronceador, como el de Luna Bronze . Esto evita, por un lado, no manchar las manos y, por otro lado, dar a la piel un resultado sin manchas.

Sin embargo, después de aplicar el producto, las manos deben lavarse de inmediato mientras que el autobronceador necesariamente debe tener tiempo para penetrar profundamente en la piel. Solo entonces se puede garantizar un bronceado uniforme.

Bronceado sin autobronceador y sol?

Si no eres fanático de los autobronceadores, las lociones corporales con un toque de color serán tu aliado especial. Estos productos agregan un toque de color al aclarar manchas de pigmentación, venas y pequeñas cicatrices. La loción corporal Skin Tight de PRTTY Peaushun está disponible en cuatro tonos diferentes y le da a la piel un fantástico tono.